viernes, 20 de marzo de 2009

EL LLAMADO AL REAVIVAMIENTO DE JESÚS

EL LLAMADO AL REAVIVAMIENTO DE JESÚS
EN MATEO 24: 15 Y 16
“Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. Mt 24: 15 y 16. ¿qué quiso decirnos Jesús en estos versículos a los que vivimos en estos días finales previos a su venida? Nos asombraremos al encontrar aquí un mensaje de importancia crucial para el pueblo de Dios que espera el segundo advenimiento del Señor. Analicemos su significado, y el llamado que Jesús nos hace allí.
I – San Mateo 24: Señales mezcladas.
DTG, 581 – 582: “Jesús no consideró por separado la destrucción de Jerusalén y el gran día de su venida. Mezcló la descripción de estos dos acontecimientos.”
CS p. 50: “La profecía del Salvador referente al juicio que iba a caer sobre Jerusalén va a tener otro cumplimiento, y la terrible desolación del primero no fue más que un pálido reflejo de lo que será el segundo.”
II – S. Mateo 24: 15, 16: La señal para la huida de Jerusalén.
Ver también Lucas 21: 20 y 21
1. DTG p. 588: “...los discípulos de Cristo fueron advertidos acerca de la destrucción de Jerusalén. Los que se fijaron en la señal de la ruina inminente y huyeron de la ciudad escaparon a la destrucción. Así también ahora hemos sido advertidos acerca de la segunda venida de Cristo y de la destrucción que ha de sobrecoger al mundo. Los que presten atención a la advertencia se salvarán.”
2. ¿En qué consistía esa señal para ellos?
CS p. 29: “Tan pronto como los estandartes del ejército romano idólatra fuesen clavados en el suelo sagrado, que se extendía varios estadios más allá de los muros, los creyentes en Cristo debían huir a un lugar seguro. Al ver la señal preventiva, todos los que quisieran escapar debían hacerlo sin tardar. Tanto en tierra de Judea como en la propia ciudad de Jerusalén el aviso de la fuga debía ser aprovechado en el acto.”
II - ¿Qué significa esa señal para nosotros hoy?
1. En última instancia, será la ley dominical en los Estados Unidos:
La señal para huir de las ciudades (EUD 124):
“No está lejano el tiempo en que, como los primeros discípulos, seremos obligados a buscar refugio en lugares desolados y solitarios. Así como el sitio de Jerusalén por los ejércitos romanos fue la señal para que huyesen los cristianos de Judea, así la asunción de poder por parte de nuestra nación [los Estados Unidos], con el decreto que imponga el día de descanso papal, será para nosotros una amonestación. Entonces será tiempo de abandonar las grandes ciudades, y prepararnos para abandonar las menores en busca de hogares retraídos en lugares apartados entre las montañas”.-2JT 165-166 (1885).
2. Pero es posible que esta señal tenga aún un doble cumplimiento en el tiempo del fin.
6
Antes de que se imponga el decreto dominical y tengamos que huir de las ciudades (para los que aún vivan en ellas, lamentablemente...), ¿no tendrá un significado para el pueblo de Dios en este mismo momento? Analicemos el simbolismo:
3. “El lugar santo”: Los discípulos entendieron que se trataba de la ciudad de Jerusalén y sus alrededores, el centro del antiguo Israel, “el suelo sagrado, que se extendía varios estadios más allá de los muros” (CS, 29). ¿Cuál es el suelo sagrado hoy en día? Sin duda, el centro del moderno Israel, el corazón de la iglesia de Dios, de la depositaria de las verdades sagradas confiadas al pueblo de Dios, el centro de la obra.
4. “La abominación desoladora de que habló el profeta Daniel” Llama la atención que Jesús añadió aquí las palabras “el que lee, entienda”, recalcando la necesidad de entender bien estos versículos. Sabemos que Daniel habló en el capítulo 8 de su libro de la abominación desoladora refiriéndose a la obra del cuerno pequeño, a la obra de Roma, con todas sus artes de engaño y perdición. Daniel 8: 9 – 13.
5. Siguiendo con la equivalencia de la destrucción de Jerusalén, la abominación desoladora son los estandartes de Roma, que serían clavados en el suelo sagrado, es decir, en el centro de la iglesia de Dios, en el corazón de la obra.
6. ¿Hay alguna indicación en el Espíritu de Profecía de que algún día ocurriría esta verdadera calamidad en el pueblo de Dios? La respuesta es SÍ:
7. En el libro de Donald Mansell, “El perfil de la crisis venidera”, en el capítulo titulado “El zarandeo y la omega de la gran apostasía” (Pacific Press, 1999) en la página 138, encontramos la siguiente declaración inspirada:
“En el gran corazón de la obra, Satanás empleará sus artes infernales en grado máximo. Buscará toda forma posible para interponerse él mismo entre el pueblo y Dios, e interrumpir la luz que debiera haber iluminado a sus hijos. Es su propósito mantenerlos en la ignorancia de lo que vendrá sobre la tierra.” - R. H., Diciembre 24, 1889.
8. Veamos también esta asombrosa cita que describe uno de lo sueños más impresionantes de EGW:
“...Esa noche soñé que yo estaba en Battle Creek mirando hacia el lado de afuera de la ventana de la puerta y vi una compañía marchando hacia la casa, de dos en dos. Parecían severos y decididos. Yo los conocí bien y me volví a abrir la puerta del salón para recibirlos, pero pensé que debería mirar nuevamente. La escena había cambiado. La compañía ahora presentaba la apariencia de una procesión católica. Uno sostenía en su mano una cruz, otro una caña. Y cuando se acercaron, el que estaba cargando la caña hizo un círculo alrededor de la casa, diciendo tres veces: "Esta casa está proscripta. Los bienes deben confiscarse. Ellos han hablado contra nuestra santa orden". El terror se apoderó de mí, y corrí atravesando la casa
7
saliendo por la puerta norte, y me encontré en medio de una compañía, algunos de los cuales yo conocía, pero no me atreví a hablarles una palabra a ellos por temor a ser traicionada. Yo intenté buscar un lugar retirado donde pudiese llorar y orar sin encontrar ojos ávidos e inquisitivos dondequiera me volviese. Frecuentemente repetía: "¡Si tan sólo pudiera entender esto! ¡Si ellos me dijesen lo que he dicho o lo que he hecho! "
“Yo lloré y oré mucho cuando vi nuestros bienes confiscados. Traté de leer simpatía o piedad hacia mí en las miradas de los que estaban a mi alrededor, y me fijé en los semblantes de varios de quienes yo pensaba que me hablarían y me confortarían si no temiesen ser observados por otros. Hice un intento de escapar de la multitud, pero al notar que me estaban vigilando, oculté mis intenciones. Comencé a llorar en voz alta, diciendo: "¡Si me dijeran tan sólo lo que he hecho o lo que he dicho! " Mi marido que estaba durmiendo en una cama en el mismo cuarto me oyó llorar en voz alta y me despertó. Mi almohada estaba mojada con las lágrimas, y una triste depresión de espíritu estaba sobre mí."(Testimonies for the church, T 1, p. 577 – 578)
9. Esta asombrosa visión deja en claro al menos dos cosas:
a) Se trata de un triste descubrimiento de EGW: que los dirigentes de la Asociación General (Battle Creek en aquella época), a los que conocía bien, resultaron ser, al menos algunos de ellos, pertenecientes a una “santa orden” católica, es decir, que eran infiltrados, falsos adventistas, agentes de Roma que se introdujeron fingidamente en el pueblo de Dios, para hacer una obra de destrucción en la iglesia.
b) Atacarían a los bienes de EGW, es decir, a sus escritos, a toda su preciosa herencia, que ha hecho de la iglesia adventista todo lo bueno que ha dado al mundo.
III. Y, obviamente, lo que afecte al corazón de la obra, afectará a toda la iglesia en todo el mundo, tarde o temprano. Entonces cabe la pregunta ¿Se ven hoy los estandartes de Roma clavados en el terreno santo, en la iglesia de Dios, en todas partes? ¿Se ve la abominación desoladora, la obra nefasta de Roma, afectando a nuestra amada iglesia adventista aquí y en todas partes? ¿No ha dado fruto la tarea de los muchos infiltrados que Roma ha logrado introducir en nuestra iglesia desde ya muchos años?
1) Veamos las conclusiones de una interesante investigación al respecto:
“En 1958 el Papa Juan XXIII empezó su pontificado, en el cual empezó una renovada campaña de infiltración jesuita en las iglesias protestantes. Su primera meta según el testimonio del Dr. Rivera, era alcanzar a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. El mensaje que se debía llevar a las iglesias era de amor y unidad (absorción hacia Roma) y esto se debía llevar a cabo por medio del movimiento carismático...
En la década de los ‘70 el movimiento carismático hizo un esfuerzo para entrar en nuestras iglesias pero todavía había mucha resistencia. Para el año 1990 y bajo la
8
apariencia de un movimiento de celebración, ha sido aceptado con los brazos abiertos.
Junto con la corrupción de la verdad en las doctrinas, vino un diluvio de mundanalidad que llevó a la ignorancia de la verdadera experiencia del evangelio, resultando en una pasividad ciega que preparó el escenario para el desarrollo de un ministerio jerárquico, una maldición dondequiera que se encuentre, que puede controlar fácilmente de arriba hacia abajo. Esto explica la velocidad asombrosa de propagación del movimiento de celebración.
“Ignacio (Loyola, fundador de los jesuitas) destinó a su organización a reproducir en su existencia laboral, los principios jerárquicos según el cual ‘el inferior se somete al superior’ y donde todos los elementos se unían en reconocimiento a una autoridad superior, por lo tanto, estaban listos para obedecer... era una autoridad piramidal” (Malachi Martín, The Jesuits, p. 189). “Pero entre vosotros, no será así”, dijo Jesús (Mateo 20:26).
El uso del movimiento de celebración en la iglesia local como una fuerza política para unir los elementos mundanos y desplazar a los fieles, adventistas históricos; el entrenamiento del liderato en el control de la mente por hipnotismo usando programas Neurolingüísticos para controlar a las congregaciones y a los individuos; la bien coordinada promoción del movimiento de celebración por parte de la estructura; los ataques coordinados de la estructura contra aquellos que se atreven a expresarse libremente en cuanto al movimiento de celebración; la fecha escogida para registrar el nombre de la denominación y para iniciar juicios sobre la marca registrada; el entrenamiento a nuestros ministros en celebración; nuestra participación como miembros de la división nacional del concilio mundial de iglesias a la manera teológica de los jesuitas; adulando o tratando de quedar bien con Roma; todos apuntan a algo más que una mundanalidad fortuita que ha entrado. Estamos frente a una tentativa sistemática, bien organizada para borrar lo que todavía queda del adventismo histórico.
Un estudio sobre la historia de Roma revela que ella desearía crear en nuestra iglesia una estructura jerárquica controlada entre bastidores por influencia jesuita, desde la posición más encumbrada, armada con las sanciones de la ley civil, cuyas decisiones mecánicamente lleven a cabo los devotos leales a la estructura, como el medio más eficiente para exterminar la verdad del mensaje del tercer ángel. (Fragmento de ¿Importa la verdad?, de Victorius Living Ministries).
2) Triste es reconocerlo, pero se hace fácilmente observable la obra del poder romano en nuestra amada iglesia. Hay estandartes de Roma plantados en muchas partes, y lamentablemente son cada vez más. Todo esto ha dado lugar al desarrollo de la anunciada “apostasía omega”, ya muy avanzada, lamentablemente, tal como la sierva del Señor lo dejó escrito en los caps. 24 y 25 de “Mensajes Selectos”, tomo 1. En otro estudio analizaremos unas diez áreas de la actividad de la iglesia donde se hacen claramente visibles los estandartes de Roma entre nosotros.
9
3)Entonces, al ver los estandartes de Roma, la obra de la Roma papal, en la iglesia adventista, debemos “huir a los montes”. Pero así como esa huída literal será recién cuando se dicte el decreto dominical, es decir, en el segundo cumplimiento de esta señal en el tiempo del fin, ahora huir a los montes significa una huida espiritual a los montes bíblicos, los que representan las doctrinas fundamentales de la Palabra de Dios. Así como los discípulos huyeron de Israel, poniéndose fuera de la jurisdicción del Sanedrín, así también hoy debemos salir totalmente de la jurisdicción de la iglesia adventista corporativa, ya que quedarse en ella es estar bajo el mando de Roma, es participar de la apostasía, es impedirse a sí mismo el crecimiento espiritual tan necesario como preparación para recibir la lluvia tardía y enfrentar los terribles eventos finales.
Pero ¡cuidado! Algunos entienden que este llamado es simplemente a salir de las iglesias en apostasía (tanto de IASD corporativa como de las distintas iglesias adventistas reformistas, todas están infiltradas y dominadas por católicos romanos). Eso es sólo un paso: si no huimos a los montes de la palabra de Dios, si no nos dedicamos a un profundo estudio de la Biblia para alcanzar una experiencia espiritual completamente diferente de la que tiene el promedio de los adventistas, no valdrá de nada salir de la IASD.
4) Veamos tan sólo algunos de los montes espirituales de la Palabra de Dios a los que HOY necesitamos huir:
a. El monte Sinaí: La ley de Dios. ¡Cuánto necesitamos repasar el significado de los diez sagrados mandamientos!
b. El monte Calvario: El sacrificio infinito de Cristo y su trascendental y glorioso significado. La ciencia de estudio de la eternidad. Hay un poder extraordinario en la meditación, acompañada de estudio y oración, de este tema central de la escritura, un tema que nunca se agotará ni siquiera en la eternidad...
c. El monte Carmelo: Donde Elías tuvo su gran victoria ante todo Israel. Representa el triunfo de los profetas. Necesitamos hoy subir al monte Carmelo y estudiar lo que los modernos profetas tienen que decirnos. Los libros de EGW, junto con la Biblia, debieran estudiarse detenida y sistemáticamente por el pueblo de Dios, hay una gran necesidad de hacer esto, de huir a este monte.
d. El monte de Sión, que representa a la iglesia de Dios, el pueblo fiel que guarda sus mandamientos, el objeto de la suprema consideración divina.
e. El monte de las bienaventuranzas, donde Jesús dio su maravilloso Sermón del monte, en el que delineó maravillosamente el carácter cristiano, el carácter que todos los que queremos entrar en el reino eterno debemos desarrollar por la gracia de Dios. ¡Cuánto necesitamos subir a ese monte los hijos de Dios de esta generación!
f. El Monte Ararat. Donde reposó el Arca de Noé, con una preciosa familia cristiana dentro. Este monte representa el triunfo de la familia cristiana, con un importantísimo mensaje para los hijos de Dios de estos días tan peligrosos para las familias cristianas. ¡Cuánto necesitamos subir al monte Ararat, y aprender de Noé cómo salvar a nuestra familia, a nuestros hijos, en medio de esta generación tan perversa!
10
g. El monte de la transfiguración. Donde Jesús se encontró con Moisés y Elías. Representación en miniatura del día glorioso donde Jesús vendrá a la tierra glorificado, los muertos justos resucitarán y los justos vivos serán transformados. ¡Contemplemos de antemano esa escena, y estudiemos la doctrina de la resurrección!, íntimamente ligada a la doctrina de la mortalidad del alma, contra el gran engaño de Satanás que abre las puertas del espiritismo...
h. El Monte de los Olivos: Donde Jesús dio las señales de su Venida, y las amonestaciones para la preparación del pueblo de Dios en varias parábolas de suma importancia, que nunca debiéramos dejar de reflexionar en ellas. (El siervo necio, la parábola de las 10 vírgenes, la parábola de los talentos, del juicio de las naciones).
i. El monte Hermón, que representa el amor y la armonía entre los hermanos, tan vital para la vida de la iglesia (Salmo 133)
j. Los montes Ebal y Gerizim, desde donde se dictaran las bendiciones y las maldiciones divinas (Deuteronomio caps. 27 y 28). Representan las promesas de Dios, tan esenciales para sostener nuestra fe; asimismo las maldiciones de Dios nos advierten de las serias consecuencias del pecado, para que nos aferremos al Señor y a sus caminos.
k. Y así, hay varios montes más en la Biblia, representando cada uno de ellos una doctrina específica de la Palabra de Dios, que en estos días finales, especialmente al ver la lamentable obra de Roma en nuestra iglesia, debiéramos estudiar con fervor.
IV. Eso a su vez creará UN REAVIVAMIENTO en el pueblo de Dios, el tan necesario y anunciado reavivamiento, la mayor necesidad de la Iglesia, que traerá consigo la indispensable lluvia tardía, el poder del Espíritu Santo, la terminación de la obra de Dios en la tierra, el triunfo final del pueblo de Dios, la grandiosa y esperada Venida del Señor, y la herencia eterna de los santos en gloria, al fin, después de haber pasado por la gran tribulación, el gozo eterno para ti y para mí, y para todos los que aman su venida.
V. Ahora, ha llegado la hora anunciada por Jesús: “Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel, (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, HUYAN A LOS MONTES” (Mateo 24: 15, 16).
Que el Señor los bendiga mucho a todos.

2 comentarios:

  1. Hola Ezequiel: Exelente interpretacion. Cuantos adventistas se perderan por no saber interpretar la infiltracion. Llego el momento mas que nunca de tener un espiritu Vereano, veo muchos hermanos que lo que dicen los dirigentes es palabra santa, y creen que si hacen lo contrario es atentar contra la iglesia. La mayor infliltracion la veo venir por los estudios de la leccion trimestral, y uno es el mensaje que estamos recibiendo: muy bueno hablar del amor pero me parece que nos estan durmiendo y no nos estan diciendo realmente lo que pasa y quieren distraernos. Ojo: se que el amor es el mayor don de Dios al hombre, pero el reconocimiento de los tiempos hace que tu vida cambie y de hecho que el espiritu de Dios te hara amar mas que a nada a Dios y a tu projimo como a ti mismo tendria mucho mas para decir sobre este tema pero creo que no es el lugar apropiado para un comentario. BENDICIONES

    ResponderEliminar
  2. Hola Ezequiel, te mando un video sobre Elena de White muy interesante:

    http://www.theync.com/media.php?name=8986-extremely-graphic

    ResponderEliminar